Siguenos en

Guayaquil - Ecuador
Tabla de contenidos | Especiales
Regresar al inicio
Temas en orden alfabético |   A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z
.
HIMNO NACIONAL DEL ECUADOR

FOTOS IMPRIMIR REGRESAR
HIMNO NACIONAL DEL ECUADOR

Los himnos son composiciones poético-musicales de origen muy antiguo, cuyo objetivo principal fue el honrar a las divinidades, a los héroes y a las fuerzas de la naturaleza. Posteriormente adquirieron carácter religioso como alabanza a Dios, y finalmente político y social, y se enriquecieron con los ideales patrióticos y de independencia nacional; fue así que, coincidiendo con los acontecimientos históricos, nacieron los himnos nacionales, entre los cuales el más antiguo es el japonés, cuya música se remonta al siglo VIII, y el más popular, el francés, llamado “La Marsellesa”, compuesto en 1792 por Rouger de Lisle, no como un himno nacional sino como una canción dedicada a la ciudad de Marsella.

En el caso del Ecuador, la historia de su Himno Nacional se remonta al año 1830, cuando al crearse la República el Gral. Juan José Flores -Presidente del nuevo Estado- encargó al poeta guayaquileño don José Joaquín Olmedo que escribiera una letra con tal propósito.

La obra de Olmedo, publicada en el año 1834, en su primera estrofa decía:

“Saludemos la aurora del día / para Quito la gloria inmortal, / en que osado Pichincha, el primero, / proclamó libertad, libertad.”.

Esta letra patriótica no recibió el favor del público, por lo que el propio Gral. Flores, en 1838 escribió una que en su primera estrofa dice:

“Ceñidos de laureles / hagamos resonar/ independencia y leyes; / reposo y libertad; / y en la guerra y la paz / independencia o muerte. / O muerte! / o libertad!”

Tampoco esta letra gustó a los ecuatorianos, y al igual que la anterior, no fue tomada en cuenta.

El asunto del Himno Nacional fue olvidado durante varios años, hasta que en 1865, el Dr. Nicolás Espinoza Rivadeneira, Presidente de la Cámara del Senado, solicitó a don Juan León Mera, Secretario de la misma, la creación de una canción patriótica que sea digna de ser considerada como Himno Nacional del Ecuador. “Mera aceptó de buen grado, y la historia relata que en la noche del 15 de noviembre de 1865, escribió la hermosa letra de nuestro Himno Nacional, la misma que, sometida al conocimiento del Congreso Nacional, tuvo aceptación y aprobación unánime” (Galo S. Román.- Ecuador: Nación Soberana, p. 166).

Ese mismo año, el violinista argentino señor Juan José Allende -que servía en el ejército ecuatoriano-, presentó una partitura musical para el Himno Nacional, pero fue rechazada por el Congreso.

De inmediato la letra fue enviada a Guayaquil donde vivía el notable músico y compositor don Antonio Neumane, para que él creara una música acorde a las exigencias de una canción nacional. Poco tiempo después Neumane entregó sus partituras, y en 1869 el Congreso Nacional las aprobó definitivamente como la música del Himno Nacional del Ecuador.

Años después, el Congreso Nacional, por decreto del 29 de septiembre de 1948, sancionado por el Presidente Constitucional de la República, señor Galo Plaza Lasso, oficializó el uso del Himno Nacional del Ecuador, con la letra de Juan León Mera y la música de Antonio Neumane. Ese mismo año, el Congreso decretó la intangibilidad del himno y declaró el 26 de noviembre como su día oficial.

 

Autor: Efrén Avilés Pino

Miembro de la Academia Nacional de Historia del Ecuador

Consulte www.enciclopediadelecuador.com

 

 

Autor - Efrén Avilés Pino, Miembro de la Academia Nacional de Historia del Ecuador Diseño Web: Aldo Mora
Enciclopedia del Ecuador. Todos los derechos reservados 2012