.

MITAS


IMPRIMIR REGRESAR
MITA o MITAS

Fue el trabajo obligatorio que tenan que cumplir los indgenas en las minas, aunque stas hubiesen estado situadas en lugares remotos, inhspitos o fros.

La mita consiste en que todos los pueblos deben dar a las haciendas de su pertenencia un nmero determinado de indios para que se empleen en su trabajo y otro nmero se asigna a las minas, cuando habindolas registrado sus dueos han conseguido que se les conceda mita para hacer sus labores con ms conveniencia (Jorge Juan y Antonio de Ulloa .-Noticias Secretas de Amrica).

Los mitayos eran movilizados de acuerdo con reglamentos establecidos por los cabildos, de tal manera que slo podan ser sacados de sus pueblos en grupos de cien en cien, no ms y a cada uno se le asignaba un salario de un Real.

Tuvieron caractersticas realmente inhumanas por el trato que reciban los indgenas por parte de los espaoles, quienes los convirtieron en verdaderos esclavos, pues frecuentemente, las disposiciones de los cabildos quedaban burladas y los indios no reciban ni siquiera su salario, adems, eran mal alimentados y maltratados, y se les exiga en cambio un rendimiento mayor al de sus propias fuerzas, por lo que muchos de ellos murieron cumpliendo su penoso trabajo.

Las mitas, con sus abusos y atrocidades, fueron denunciadas repetidas veces durante la colonia por varios misioneros y cientficos; tal es el caso de las revelaciones realizadas por Jorge Juan y Antonio de Ulloa en sus Memorias Secretas. Posteriormente, por el ao 1812, en las propias Cortes de Cdiz el patriota guayaquileo Dr. Jos Joaqun Olmedo luch abiertamente por obtener su abolicin.

Fue clebre el discurso ante dichas Cortes en el que Olmedo dijo: Pero por qu me he detenido a referir los males, los abusos y perjuicios que traen consigo las mitas, cuando para ser abolidas les basta el ser en s injustas, aunque fueran ventajosas? Esta injusticia se funda (y ya no son precisas las pruebas) en que la mita se opone directamente a la libertad de los indios, que nacieron tan libres como los reyes de Europa. Es admisible, seor, que haya habido en algn tiempo razones que aconsejen esta prctica de servidumbre y de muerte; pero es ms admirable que haya habido leyes que la manden, reyes que la protejan y pueblos que la sufran.

 

Autor: Efrn Avils Pino

Miembro de la Academia Nacional de Historia del Ecuador

Consulte www.enciclopediadelecuador.com

Auspiciantes
Client Image
Client Image
Client Image
Client Image
Client Image
Client Image
Client Image